HABITACIONES DE MATRIMONIO

Publicado el . Archivado en Blog, Mueble Hogar.

Si al llegar a casa queremos descansar en un espacio cálido, elegante, sereno y suave, una opción efectiva y sofisticada es optar por los colores claros en las habitaciones de matrimonio.

Sobre ese lienzo en tonos crudos que proporciona el mobiliario es posible dotar a la estancia de una estructura neutra y delicada que podemos o bien combinar o bien contraponer con los textiles y la decoración.

Los colores suaves nos permiten ir sobre seguro, con una estética atemporal, sosegada y diáfana que abre un sinfín de posibilidades en las habitaciones de matrimonio, ya que encajan con todo tipo de accesorios, ya sean las cortinas, las paredes, las alfombras, las lámparas, los armarios, la ropa de cama o los cuadros del dormitorio.

 

habitaciones de matrimonio

 

Con esa premisa en mente, en Monrabal Chirivella hemos creado la colección Valentina, con un diseño que aún el la sencillez nórdica y la personalidad mediterránea, capaz de hacerse un hueco en habitaciones de todo el mundo, al aportar la dosis perfecta de calidad, perdurabilidad y elegancia visual adaptable a cualquier cultura y a cualquier gusto estético.

Precisamente la neutralidad cromática de esta colección – disponible en lino, blanco y arena – permite jugar con los detalles, cambiarlos a placer y renovar el dormitorio preservando un mobiliario inasequible al paso del tiempo, en el que predomina al roble y que revela la belleza de la madera.

Una obra de arte o una pieza decorativa de valor sentimental o familiar destacarán mucho más sobre mobiliario en tonos claros y aportarán tu personalidad propia al espacio.

Un ejemplo del abanico decorativo de posibilidades que abre Valentina es la colección de ropa de cama que hemos creado a juego con esta línea. Colchas y sábanas elaboradas con tejidos de primer nivel, en tonos que abarcan del gris suave al potente azul y que aportan sofisticación a las habitaciones de matrimonio.

 

habitaciones de matrimonio

 

La sensación de luminosidad que aportan los tonos claros del mobiliario puede reforzarse, aún más, si ubicamos un espejo, o un juego de espejos, de forma estratégica dentro del dormitorio, ya que multiplicará el efecto de la luz natural y agrandará el espacio visualmente.

La serenidad y delicadez que aporta el mobiliario en tonos claros permite combinar las diferentes piezas de la línea, ya sean cómodas, xinfonieres, mesitas, banquetas, armarios y tocadores, ya que el dormitorio mantendrá su carácter espacioso, dando cabida, a su vez, a soluciones diversas y versátiles de almacenaje.

También en el caso de la cama, protagonista de las habitaciones de matrimonio – con permiso de sus ocupantes –, la elegancia suave de sus elementos de madera clara permite acoplar diversos tipos de cabecero, ya sean macizos, tapizados o capitoné, que terminan por redondear la estética de la estancia.

Sin contar que, a la luz del día, todos los problemas lo son un poco menos. Y en las habitaciones de matrimonio, donde vivimos el paso de la noche al día, despertarse con energía, ilusión y mentalidad positiva es muy importante.

 

habitaciones de matrimonio